Instalación líneas de vida

Líneas de vida: Instalación y tipos

Líneas de Vida

Se define línea de vida como una forma de anclaje continuo, en la que el trabajador engancha su sistema de amarre para poder desplazarse por ella, conectado siempre a ésta mediante su dispositivo anticaídas.

Estas se encuadran en la categoría de subsistemas de conexión si son verticales (UNE-EN 353.1/2) y en la de dispositivos de anclaje si son horizontales (UNE-EN 795 C/D).

Clasificación de las líneas de vida

Conocida también como “línea de anclaje”, podemos clasificar la línea de vida  según sus características en rígidas o flexibles, temporales o permanentes, y verticales u horizontales.

Una línea es flexible cuando en el caso de una posible caída el cable se estira para evitar que el usuario sufra un impacto brusco. Sin embargo, se considera que es rígida cuando carece de flexibilidad, por lo tanto, en el caso de una posible caída el anclaje realiza una parada brusca, precisamente por la falta de flexibilidad. Por ello, este tipo de línea incluye un sistema de absorción de energía para amortiguar el impacto. Gracias a esto, en el caso de una posible caída el trabajador se encuentra protegido.

Dicho esto, cae destacar que tanto las líneas rígidas como las flexibles se dividen en dos tipos en función del tiempo de uso: permanentes, las cuales quedan en servicio durante la vida del edificio; o temporales, que se montan y desmontan en un momento concreto en el que se requiere su uso.

 

Trabajo en altura: instalación y anclajes

Pero, ¿sabemos que encuadra el trabajo en altura? Pues es muy sencillo, se definirá como trabajo en altura aquel que se realiza a más de 2 metros de altura, dicho esto, aquel desde el que el trabajador puede caer a un nivel distinto del que se encuentra mientras trabaja.

Los anclajes son creados para poder fijarse tanto en superficies verticales, como horizontales e inclinadas. Existen multitud de modelos, por lo que es de gran importancia encontrar cual se adapta mejor según la superficie, aunque para asegurarnos de que es el correcto, una vez instalado hay que realizar un ensayo para verificar que puede soportar la fuerza de una caída.

Respecto a la instalación de la línea de vida cabe mencionar que la persona encargada de ello deberá disponer de la formación necesaria para hacerlo, acompañada de la acreditación del fabricante. Ésta también debe estar fabricada bajo norma e incluir el certificado del fabricante y de instalación. En el caso de que un usuario sufriera una caída, es importante que un técnico especializado revise la línea de vida.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece que los usuarios que utilicen la línea de vida deben estar provistos de una formación específica sobre trabajos en altura, ya que es un trabajo de alto riesgo y no todo el mundo está capacitado para poder realizarlo.

Finalmente, la fecha de caducidad podemos encontrarla en la ficha que el fabricante incorpora en cada producto, aunque su correcto almacenamiento, mantenimiento y limpieza le proporcionará una mayor vida útil.. A parte de esto, deberán ser revisadas una vez al año por una persona autorizada por el fabricante, adjuntando un documento escrito de dicha revisión. Respecto a las líneas temporales, deberán ser revisadas cada vez que vayan a utilizarse.

Te esperamos en Soloepis, donde nuestros expertos en este tipo de herramientas te asesorarán a la hora de elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Si tienes alguna duda no dudes en llamarnos al 957 348 166.

 

Deja un comentario